Moción de censura contra “Progrès”, “Buen Público” y “Journal de Saône-et-Loire”

El punto de ruptura se alcanzó después de varias semanas particularmente tensas. Periodistas del grupo BJP reuniendo El bien público (con sede en Dijon), El diario de Saona y Loira (jsl) y el diario de Lyon El progreso– perteneciente al grupo Est-Bourgogne-Rhône-Alpes (EBRA) –, expresó desconfianza hacia su gestión el lunes 18 de diciembre.

De los 353 periodistas con contrato permanente llamados a expresarse (se excluyeron los directores de departamento y el redactor jefe), el 80% participó en el examen que se desarrolló en línea, de forma anónima, del 13 al 18 de diciembre. Entre ellos, el » No « fue masivo (231 votos de 282, o casi el 82%), ocho personas votaron » Sí «y 43 optaron por el voto en blanco.

Philippe Carli, presidente del grupo de prensa (cuyo accionista es Crédit Mutuel), Pierre Fanneau, director general de los tres diarios regionales, así como el redactor jefe Xavier Antoyé y su equipo, ya no están en capacidad para“asegurar el futuro” de los tres periódicos, según los términos y resultado de esta moción.

Desde que la dirección anunció a finales de noviembre su deseo de eliminar once puestos (incluidos nueve periodistas, un puesto de asistente editorial y un puesto administrativo), la tensión ha aumentado dramáticamente. Dos movimientos de huelga, el 1oh y el 11 de diciembre, provocó la falta de publicación del jsl y Buen publicoasí como ediciones degradadas del Progreso.

Un “plan social que no dice su nombre”

La eliminación de cinco puestos de periodistas locales en el Ródano, en favor de la creación de dos puestos de trabajo a nivel departamental, no se produce internamente. “No tiene sentido cuando la proximidad es nuestro ADN”se indigna Patrick Gabai, delegado sindical de CFE-CGC en Progreso. «La agencia del este de Lyon pasaría así de ocho a seis periodistas, a pesar de ser la mayor agencia de prensa diaria local de Francia», explica Jérôme Morin, delegado sindical del Sindicato Nacional de Periodistas (SNJ) y elegido miembro del comité social y económico (CSE) de la Progreso.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores. Un plan de ahorro y reorganización en “Dauphiné Libération”, en dificultades financieras

La ausencia de un proyecto editorial claro también está en el centro de las críticas de los equipos, mientras que para abril de 2024 está previsto un paso al formato tabloide de los periódicos. “Sobre la sensación de navegar por la vista”deplora al señor Morin. “Su única propuesta es reducir la nómina y la oferta de contenidos”Gabai se recupera y aboga por un cambio en la gobernanza.

Si el editorial consume un “plan social que no dice su nombre”, la dirección sostiene que se trata sólo de salidas, no de sustitución. Pierre Fanneau, director general de valores, también asegura “comprender las preocupaciones relacionadas con la transición hacia lo más digital” pero defiende la necesidad de actuar “antes de que la situación económica de la empresa empeore aún más”. Las previsiones de cuentas para 2023 están en números rojos en toda la división del BJP, con unos ingresos operativos que se acercan a un déficit de dos millones de euros.

Te queda el 10% de este artículo por leer. El resto está reservado para suscriptores.